martes, 12 de agosto de 2014

Ahí está del detalle: "Cantinflas" cumpliría hoy 103 años



Un día como hoy, 12 de agosto, pero hace 103 años (1911), nacía en la Ciudad de México uno de los máximos exponentes de la comedia de habla hispana: Mario Moreno Reyes, mejor conocido como "Cantinflas", personaje que lo consagró en la pantalla.

Inició estudios de Medicina para complacer a su padre, pero debido a la mala situación económica por la que atravesaba su numerosa familia, comenzó a interpretar pequeños papeles en espectáculos de variedades para ganarse un sueldo.
Trabajó también en el circo, y su carisma, ternura y grandes dotes para la interpretación, lo llevaron a interpretar al prototipo de hombre pobre de México.

Su personaje de "Cantinflas" fue inspirado en un borrachito que conoció cuando trabajaba en el Teatro Follies.

En 1936 debutó en la pantalla con la película "No te engañes corazón", a la cual le siguió la exitosa "Ahí está el detalle" (1940).

A lo largo de su vida actoral realizó alrededor de 50 filmes, entre los que se incluyen dos incursiones en el mercado de habla inglesa realizadas en Hollywood: "La vuelta al mundo en 80 días" (1956), que obtuvo el Oscar como Mejor Película; "Pepe" (1960), y la cinta dirigida en España: "Don Quijote cabalga de nuevo" (1972).

Su nombre y todos sus derivados (cantinflada, cantinflear y cantinflesco) ya integran el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, como un verbalismo vaco, incongruente, disparatado y que mezcla muletillas.

Fue nombrado Embajador de la Paz por la Organización de Estados Americanos (OEA) tras haber emprendido en 1952 una campaña en favor de los pobres para construir un hábitat social.

En su vida personal, Mario Moreno era un hombre solitario, introvertido, que no soportaba las mentiras y que se llevó muchas decepciones, sobre todo en el ámbito familiar, según han comentado los propios amigos y familiares del actor.

"Cantinflas" murió de cáncer pulmonar el 20 de abril de 1993, en la Ciudad de México, pero su personaje sigue arrancando carcajadas entre el público.