lunes, 11 de agosto de 2014

Finaliza Encuentro Internacional de Mujeres Poetas en Comitán

Las poetisas invitadas al Encuentro Internacional de Mujeres Poetas iluminaron la casa donde vivió Rosario Castellanos.
Foto: Daniel Saborío


Comitán de Domínguez, Chiapas
Círculo Revista Cultural


El pasado sábado, 9 de agosto, en las instalaciones del Centro Cultural Rosario Castellanos culminó el Encuentro Internacional de Mujeres Poetas, que dio inicio el jueves 7 en la capital del estado, Tuxtla Gutiérrez.
El evento fue organizado por la poetisa Socorro Trejo Sirvent, presidenta del Seminario de Cultura Mexicana e integrante del Grupo Literario Décima Musa, como un homenaje a la extinta escritora y poeta Rosario Castellanos, con motivo de su 40 aniversario luctuoso.
Poetisas de todo el mundo acudieron a la ciudad para presentar su obra como ofrenda a la memoria de Rosario, quien es considerada como la poeta más importante del siglo XX, además de haber sido una implacable defensora de los indígenas y del género femenino.
Representantes de Colombia, Emiratos Árabes, Perú, Durango, Tabasco, Nuevo León, Chiapas, Campeche y D.F., se congregaron en el Centro Cultural para dar paso a un maratón poético, que entre dinámicas infantiles, mesas de lectura, incluyendo la respectiva comida y cena, tuvo una duración de poco más de 10 horas.
Cabe destacar que momentos antes de finalizar el encuentro, la poetisa colombiana Mary Giraldo donó al Centro Cultural una serie de libros de escritores de su país, con lo que se enriquece el acervo literario del lugar.
La clausura del evento y la entrega de reconocimientos a las invitadas, estuvo a cargo del Director de Cultura municipal, Alejandro Molinari Torres y de la organizadora, Socorro Trejo Sirvent.

Un poco de Rosario

Rosario Castellanos Figueroa nació en la Ciudad de México en el año de 1925. Vivió su infancia y parte de su adolescencia en la ciudad de Comitán de Domínguez, para posteriormente volver a su ciudad natal.
Desde su temprana infancia se interesó en las letras y en el contexto de la sociedad en que vivía, temas que se vieron reflejados en el papel que desempeñó en su adultez.
Fue, entre otras cosas, promotora cultural en el Instituto de Ciencias y Artes en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; directora del Teatro Guiñol en el Centro Coordinador Tzeltal-Tzotzil, en el Instituto Nacional Indigenista en San Cristóbal de las Casas, Chiapas y directora general de Información y Prensa de la Universidad Nacional
Autónoma de México.

A raíz de la importancia que cobró su trabajo, fue nombrada embajadora de México en Israel, lugar al que se vivió de 1971 a 1974, año del trágico accidente que le arrebataría la vida un 7 de agosto.