domingo, 28 de septiembre de 2014

Gran estreno de Juanita Chacón en Tuxtla

Juanita Chacón es una producción original y orgullosamente chiapaneca, una emocionante aventura teatral que no te puedes perder


Foto: Facebook.

Por: Maribel Aguayo

La obra titulada Juanita Chacón, orgullosamente chiapaneca y ganadora del concurso Estímulo Fiscal al Teatro (EFITEATRO) 2013, se estará presentando por primera vez en el Teatro de la Unicach, en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, los días 11 y 12 de octubre de 2014.

Esta obra narra la historia de Juanita Chacón, una joven que desde pequeña busca ganarse el amor de su madre, quien la desprecia constantemente y sin razón aparente.
Buscando incansablemente el amor, lo encuentra al lado de sus amigos Tacha y Manuel, quien además de ser su fiel enamorado comprende a la perfección la situación de Juanita, pues él nunca conoció a su madre y la que lo adoptó como madre murió cuando él era aun un niño pequeño.
Para encontrar sentido a su vida, se dedica a luchar por los desprotegidos y corre al encuentro del amor de su vida.

Juanita Chacón nos invita a reflexionar acerca de nuestras decisiones, de nuestras responsabilidades y de cómo nuestras acciones influyen en la vida de los demás y en los acontecimientos que ocurren a nuestro alrededor. Es una emocionante historia de amor y odio, poder y miseria, intriga y compasión que no te puedes perder.
Los boletos están ya a la venta en Farmacia del Ahorro del Parque de la Marimba, y en www.smartticket.com, ¡no faltes!

Los Red Hot Pepperoni y Las Cinco Poetas logran un lleno total en Comitán


El viernes pasado se presentaron Las 5 poetas y el dueto italiano de jazz manouche Red Hot Pepperoni, conformado por Daniele Morelli y Marco Ghezzo

Mirtha Luz, María Celorio, Maribel Aguayo, Marco Ghezzo, Antonieta Domínguez, Elisa Brandi y Daniele Morelli


Por: Daniel Saborío


A pesar de la lluvia, el Sanse Bistro presentó un lleno total albergando a comensales espectadores y a distintos medios de comunicación que no perdieron oportunidad de conversar con los artistas.
El evento estuvo organizado por Daniel Saborío creador de la revista cultural comiteca Círculo y por Luis Antonio Córdova, gerente general de Sanse Bistro, empresario que apuesta por la cultura en Comitán.

El grupo de Las Cinco Poetas está conformado por las nóveles plumas de: Maribel Aguayo, Antonieta Domínguez, María Celorio, Elisa Pérez y por la reconocida poeta Mirtha Luz Pérez Robledo. Cabe señalar que las primeras cuatro poetas no habían tenido la oportunidad de leer en público versos de su autoría, por lo cual la noche fue bastante especial para ellas y para el público que tuvo la oportunidad de escucharlas por primera vez.

La lectura de poesía estuvo acompañada por la música de los italianos Marco Ghezzo (guitarra) y Daniele Morelli (violín) que conforman el dueto Red Hot Pepperoni, quienes al terminar la lectura permanecieron en el escenario para interpretar, con su singular estilo, algunos temas clásicos del folclor europeo.

Música, poesía y pizza artesanal se mezclaron para darle al público comiteco una velada bohemia que promete repetirse muy pronto.

Checa más fotos del evento en nuestra galería de Facebook: https://www.facebook.com/revistacirculo/media_set?set=a.1539037286329395&type=1




Casting para película que se filmará en Comitán logra buena asistencia

Elvira Hernández, Ángel David Medina, Fernanda Aguilar y Cristian Ruiz, algunos de los chicos que se presentaron al castig

Por: Daniel Saborío

El auditorio del Centro Cultural Rosario Castellanos albergó a los comitecos interesados en participar en la primera película de ficción del cineasta de raíces comitecas Roberto Román Aparicio, quien estuvo de 9 de la mañana a 2 de la tarde recibiendo las solicitudes y haciendo la prueba de pantalla a cada uno, como parte de uno de los primeros filtros para seleccionar  parte de su elenco.

El cineasta Roberto Román con María Celorio y Los
Red Hot Pepperoni, Daniele Morelli y Marco Ghezzo
Debido a la aceptación del público comiteco, Román Aparicio abrirá un nuevo casting en el que planea reclutar a 100 personas más, pues su guión cuenta con dos escenas, una procesión y una boda, que requieren la participación de 300 personas, 100 más de las que se había planeado al principio.

El cineasta afirmó sentirse sorprendido y muy satisfecho al ver el interés de la ciudadanía en participar en su película, que además dejará una derrama económica considerable dentro de la ciudad, pues le dará trabajo a cientos de personas incluyendo restaurantes, hoteles, medios de comunicación, medios de transporte y muchos negocios más que puedan proveer todo aquello que la producción demande.


El filme comenzará a rodarse en agosto del 2015, sin embargo, el trabajo previo ya comenzó desde hace algunos meses. Gracias al guión y al currículum de Roberto, el famoso actor Damián Alcázar se mostró interesado en tener uno de los papeles principales dentro de la cinta.

lunes, 22 de septiembre de 2014

domingo, 21 de septiembre de 2014

Roberto Román y el documental hecho en Chiapas

Ya teníamos antecedente y estábamos apenados uno con el otro. Antes, en abril cuando vino a presentar su documental a Comitán, no pudimos vernos y ahora yo llegaba con más de media hora de retraso.





Redacción: Rossalba Martínez
Edición: Maribel Aguayo


Pero Roberto no estaba aburrido ni molesto. Con una taza de café en la mesa, conversaba con Daniel Saborío, a quien le presentaba algunos de sus proyectos más próximos.
Fue el primer día seco después de casi una semana de lluvia constante en Comitán, aún así 'Boris' amenazaba con bañarnos por haber elegido justo la mesa que no tenía paraguas.
Roberto, acostumbrado a los días calurosos porque ha vivido más de una década en Tuxtla Gutiérrez, usaba camisa sobre camisa para cuidarse del fresco viento comiteco. Antes de comenzar la entrevista, que era el motivo para estar ahí los tres, hablamos un poco para romper el hielo; “aunque soy del Distrito Federal, no volvería para vivir allá, no me gusta”, nos confiaba al mismo tiempo en que confirmaba el extraño y reciente lazo que le une con Comitán, ciudad que vio nacer a su padre.


Vamos a empezar, tu nombre y ocupación.
Roberto Román y soy director de cine”, dice mientras se ríe nervioso.


¿Cómo fue que te interesaste en el cine?
“Desde siempre he tenido un acercamiento con el asunto de contar historias. Siempre me llamó mucho la atención las películas que veía de niño y el acercamiento a la literatura, creo que de alguna manera eso me fue formando, esos fueron los detonantes principales”.


Conforme fluía la entrevista, los nervios de Roberto iban desapareciendo y su voz se hacía más intensa cuando hablaba de esos trabajos que le han apasionado.

¿En qué trabajos has estado involucrado?
"Hice diez largometrajes mexicanos, dos de corte estadounidense. Entre ellos figuran Ciudades oscuras, Piedras verdes, El segundo aire, Sexo pudor y lágrimas, Atlético San Pancho. Esos son los que tuvieron más presencia en las taquillas comerciales. Además he trabajado en películas gringas, una de ellas fue Coronado, que fue hecha con el productor de Día de la Independencia".

Roberto comenzó a hablar de su hijo recién nacido, su más reciente producción llamada “Los pies de Guadalupe”:
“Es un documental que habla de cinco jóvenes de Zinacantán, Chiapas, y que todos los años peregrinan desde la Basílica de Guadalupe hasta su comunidad, recorriendo novecientos kilómetros por las carreteras del sur del país para llevar la luz de la Basílica a su propia comunidad”.

¿Cómo nació este proyecto?
"El proceso inició cuando yo estaba paseando por una de estas carreteras en los primeros días de diciembre y me tocó ver que gente de mi estado viajaba hasta la Ciudad de México caminando o corriendo y me llamó mucho la atención".

La filmación no se iba a convertir en un documental, según narró Román, “era más bien para tener un registro de ese fenómeno social y espiritual. En ese tiempo trabajaba para la televisión y pensé que alguna de esas imágenes podría servir para un reportaje, no tenía claro en lo que se convertiría”.

¿Cómo resultó trabajar con las comunidades?
“El proceso fue un poco difícil porque el arraigo que tienen estas comunidades a sus costumbres, de pronto no les permite compartirlas con el público en general y mucho menos ser grabados con una cámara. Entonces fue un proceso de convencimiento de cuatro meses hasta que logramos que un grupo de antorchistas nos permitiera viajar con ellos para poder hacer este trabajo”.

La grabación de “Los pies de Guadalupe” implicó también una lección de vida: conocer cómo se vive un viaje con pocos recursos, sin un techo donde dormir, andando siempre a la intemperie, “teníamos poco presupuesto, fue complicado, pero eso lo hizo más interesante, más místico”, aseguró Roberto, y cambió de semblante, se puso reflexivo, parecía estar viviendo de nuevo esos días de trabajo pesado, pero al mismo tiempo parecía estar satisfecho, como un padre orgulloso de su hijo.

¿Qué experiencias te dejó la realización de este documental?
“Hace muchos años cuando viví en el D.F., recuerdo que de donde vivíamos en el Valle de Aragón, hicimos ese recorrido de unas cuatro o cinco horas caminando, pero no se compara caminar cinco horas con caminar ocho días. Aunque ya tenía un antecedente, no había punto de comparación. A nivel profesional fue una experiencia muy padre porque estaba filmando mi primer trabajo, fue aprender cómo hacer un documental con poca infraestructura. Tener que llegar en las noches a cargar pilas y descargar el material, a tratar de dormir un poco, fue complicado.
A nivel personal fue un acercamiento importante con mi propia espiritualidad. Yo soy bautizado católico pero en mi vida había vuelto a pisar una iglesia, en mi vida me había hincado para persignarme, para rezar.
Al final, esto termina conmoviéndote porque estos personajes te hablan durante el trayecto de lo que hacen en todo el año para poder hacer este recorrido, es decir tienen que ahorrar, tienen que prepararse física y espiritualmente para saber qué le van a pedir a la Virgen de Guadalupe. Las peticiones generalmente son de salud, trabajo, que la familia esté bien, ser felices, alguno también pide por el amor. Esas son las cosas con las que me quedo y creo que al final, por los comentarios que ha tenido el trabajo, hemos logrado en una buena medida transmitir el sentimiento de estos jóvenes”.

Mientras disfrutaba un café, Roberto Román nos iba contando 
los pormenores de la realización de su documental.
El sacrificio que realiza un cineasta independiente para la producción de sus trabajos es indescriptible y hasta impensable para quienes no vivimos de la creatividad. ¿Cómo financió su trabajo Roberto?
"Esa fue la parte más complicada, ese fue nuestro sacrificio para hacer este trabajo.
La productora apartaba dinero de su quincena en la preproducción y ahorramos una parte para que con eso me fuera de viaje, cuando regresé estuve haciendo de todo un poco. Con lo que iba cayendo íbamos pagando poco a poco la edición del trabajo.
Fue muy complicado porque el hecho de que yo me quedara sin trabajo durante un año para producir el documental implicó que perdiera muchos clientes porque, prácticamente, no estaba disponible para nada que no fuera la edición.
Me costó trabajo regresar a la vida laboral pero el objetivo era claro: terminar el documental, y lo logramos. Gracias a eso ya estamos participando en algunos festivales".



¿En qué festivales ha participado “Los Pies de Guadalupe”?
“Fuimos al Festival de Cine de Guadalajara, estuvimos en una sección del festival que se llama DocuLab en donde estos trabajos documentales entran a discusión. Documentalistas de todo el mundo te dicen qué cosas están bien, qué cosas están mal, qué hay que mejorar para los siguientes trabajos, cuál es el rumbo narrativo que tiene tu propio estilo, y eso para mí fue muy interesante. Uno de los directores era Everardo González que, aparte de ser uno de los mejores documentalistas de este país es un poco como mi ídolo, es alguien a quien yo quiero seguir en el estilo narrativo.
Gracias a eso nos han invitado a diferentes presentaciones como en Comitán, o en Puebla en el festival del 5 de Mayo, que es muy importante y el documental tuvo muy buenos comentarios en Puebla”.

El mes pasado, el documental participó en el Primer Festival Internacional de Cine FICUNACH y ganó el primer lugar en la categoría de Mejor Guión Documental.


A pesar de que el documental retrata el viaje de un grupo de jóvenes de Zinacantán hasta el Distrito Federal para visitar a la Virgen de Guadalupe, los protagonistas y sus familias no han visto el resultado y eso no ha sido por falta de empeño de Roberto Román. 
"Hay una razón específica para esto. Hay un grupo de rock muy famoso en Zinacantán al que hubo un tiempo que lo expulsaron de Zinacantán porque era muy famoso y era un grupo que a nivel nacional e internacional vendía muy bien este asunto de la comunidad indígena y comenzó a llevar televisoras para que conocieran cómo era el telar, cómo era la comida y el consejo de los ancianos se molestó mucho y los expulsaron, bueno les advirtieron que si vendían la tradición los iban a expulsar. Este grupo decidió, por salud y por seguridad, radicar un tiempo en San Cristóbal y como este caso fue muy sonado, con los protagonistas del documental tratamos de organizar una presentación que al final no se hizo porque les dio miedo.
Después los invité, con todos los gastos pagados, a la presentación en Tuxtla Gutiérrez y no llegaron, lo mismo hice cuando lo presentamos aquí en Comitán y tampoco llegaron. Después hubo un detalle: el grupo Santo Domingo, que eran los antorchistas, se dividieron por problemas personales entre dos de los miembros, así que no pude entregarles un disco con el trabajo completo para evitar problemas con alguno de los dos nuevos grupos. Al final lo que hice fue darles el link de YouTube para que vieran el trabajo”.

La clave del éxito está en el trabajo duro y nunca dejar 
de practicar, afirma Roberto Román.
Llegábamos al final de la entrevista, habíamos pasado cerca de hora y media hablando y la única certeza era que lo estábamos pasando bien los tres y no queríamos irnos, pero faltaba el mensaje más importante, ¿qué le dice Roberto Román a los jóvenes interesados en hacer cine?

“Hay que prepararse mucho. Digo, en Chiapas apenas va a salir la primera generación de la escuela de cine. Hay que haber nacido para esto un poco. Hay que tener interés pero un buen porcentaje de lo que logra hacer un cineasta es la chamba.
Estar practicando todo el tiempo, tratar de contar historias y acercarse cada vez más al profesionalismo. Hoy la tecnología ha acercado las cámaras de video a casi cualquier persona pero el lenguaje lo es todo, el contenido lo es todo pero también, los festivales se fijan cada vez más en la técnica.
Hay que irse acercando cada vez más a mejores formatos ¿de qué manera? haciendo trabajos en formatos semi profesionales y demostrar que tienes el talento para lo que sigue, ¿no? Yo les diría eso, que se empeñen que cada vez hagan un producto. Que empiecen con cosas pequeñas de duración. Que empiecen a hacer videominutos y después algo más grande hasta que llegue un día que hagan un cortometraje de veinte minutos que cuente una historia redonda.
Y empezar a acceder a los festivales. Inscribirse a festivales les va a dar la pauta de dónde están situados. El que no te seleccionen en un festival no significa que no seas bueno. Hay que entender que hay mucha gente que inscribe trabajos y de pronto hay que saber dónde está tu trabajo. Mientras tú lo sepas, es lo que te va a ayudar a mejorar.
No importa que estés lejos de las ciudades grandes, en Comitán se pueden hacer buenos trabajos porque es una ciudad bellísima, por locaciones aquí ya no sufres y, si hay grupos de teatro, por actores tampoco. Nada más es cuestión de que se acerquen a producir cada vez más”.

¿Te gustaría aparecer en una película?

La película se rodará en Comitán y sus alrededores, acude al casting que se llevará a cabo el sábado en el Centro Cultural Rosario Castellanos


El cineasta chiapaneco Roberto Román busca a los protagonistas y demás personajes para su historia.
Fotografía: Daniel Saborío


Por: Daniel Saborío


Este sábado 27 de septiembre, de 9 a 2 de la tarde, se llevará a cabo un casting en el que el cineasta chiapaneco Roberto Román seleccionará los candidatos para aparecer dentro de su ópera prima de ficción.
La audición está abierta al público en general y de cualquier edad, el único requisito es presentarse con ropa casual al auditorio del Centro Cultural Rosario Castellanos dentro de la hora señalada.
El cineasta también convoca a los grupos de teatro, dentro y fuera de la ciudad, para seleccionar a los actores que puedan realizar algunas de las secuencias con mayor dificultad escénica dentro del guión.
Este filme tiene un presupuesto estimado de tres millones de pesos que serán financiados por el Instituto Superior Tecnológico de Cine y Actuación (INCINE) y empresarios chiapanecos.
Además, se buscará el apoyo del Gobierno Federal y municipal para cubrir los gastos de post producción.
La película se rodará en la ciudad de Comitán, en uno de los barrios más antiguos y significativos de la ciudad; San Sebastián, y en sitios aledaños a la ciudad.
Se calcula que la película dejará al municipio una derrama económica de un millón de pesos aproximadamente, además de un aumento considerable en turismo, lo cual se traduce en una importante reactivación de la economía en el estado y principalmente en Comitán.

domingo, 14 de septiembre de 2014

Una plática al lado del cineasta Roberto Román


El realizador de cine proyectó su documental y dio una pequeña charla a los asistentes resolviendo algunas dudas sobre su trabajo y el cine en general



Los organizadores del evento, Daniel Saborío (izquierda) y Luis Antonio Córdova (derecha), presentaron a Roberto Román (centro) ante el público y dieron la pauta para el inicio de la charla,

Texto y fotografías: Daniel Saborío


El viernes por la noche, el cineasta chiapaneco Roberto Román Aparicio estuvo presente en el restaurante Sanse Bistro, en Comitán, para proyectar su documental Los Pies de Guadalupe, un trabajo que ha ganado diversos premios, entre ellos el de Mejor Guión Documental en el primer Festival Internacional de Cine FICUNACH. Su obra ha generado buenas críticas en productores de la talla del francés André Guimond, que pertenece al jurado calificador en Los Globos de Oro, la antesala al Oscar.



A pesar de haberse registrado un atraso considerable antes del inicio de la proyección, la presentación fue todo un éxito. La pequeña sala de proyección, acondicionada especialmente para el evento, hubo lleno total y los asistentes pudieron disfrutar de este trabajo que retrata la fe, la magia, la espiritualidad y la fuerza de un grupo de antorchistas que recorren 900 kilómetros a pie desde su pueblo natal Zinacantán, hasta la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México.
La pequeña sala de proyección tuvo lleno total, los espectadores no se movieron ni un milímetro de su asiento.
Al término de la proyección, los organizadores del evento Luis Antonio Córdova, gerente del restaurante Sanse Bistro y Daniel Saborío, creador de la revista cultural Círculo, presentaron a Roberto Román y dieron la pauta para que compartiera las experiencias y curiosidades que vivió durante la filmación del documental, pormenores técnicos y todas las aventuras que vivió al lado de los jóvenes zinacantecos.
Roberto Román compartió con los asistentes algunos pormenores ocurridos durante la realización del documental.

Posteriormente, dio inicio la sesión de preguntas y respuestas por medio de la que los asistentes pudieron resolver las dudas generadas durante la proyección e incluso algunas inquietudes sobre otras cuestiones propias del oficio del cineasta.
Los espectadores resolvieron sus dudas en la sesión de preguntas y respuestas.

Al final, Roberto Román disfrutó una pizza entre el público, en un ambiente relajado, que dejó ver la sencillez y el carisma de este joven director que ha puesto el nombre de Chiapas en el mapa del séptimo arte.

Casting

El día 27 de septiembre, de 9 a 14 horas, en el auditorio del Centro Cultural Rosario Castellanos se llevará a cabo el casting para todos aquellos interesados en participar en la primera película de ficción de Roberto Román. La convocatoria es para personas de todas las edades, el vestuario es casual.